Elizabeth II

Carta de John Dee (escrita por la mano del medium Eliseo) a Elizabeth Kelley:

Soy Jonh Dee, un viejo amigo de tu padre y sé que eres su hija. Me lo contó muchas veces, a lo largo de nuestros viajes comunes por Bohemia. Sentía haberte dejado sola con aquel ignorante que se hacía pasar por tu padre.
Tuvo que abandonarte muy a su pesar. Y puedo jurar sobre la memoria de mi propio padre que a veces dudaba en abandonar sus estudios por ir a rescatarte. ¡Imagina el cuadro de dos hombres adultos paseando por Trebon con una niña pequeña a la que era todo mocos! Aun así, y a sabiendas de que nuestras vidas eran todo menos ejemplares, sé que le hubiera gustado verte crecer, que en la cárcel de el traidor aprendiz de alquimista Rodolfo II sólo pensaba en dos cosas: en ti y en escaparse por verte una vez más.
No creas que murió cayéndose desde ese caballo ni que se se suicidó envenenándose en la prisión de Most. Es que consiguió una última trasmutación que lo llevó a un tiempo futuro. He estado buscándole desde entonces, pero ahora que sé que sigues viva y que no le has olvidado redoblaré esfuerzos por encontrarle, para poder pasear por Praga juntos y demostrale al mundo que ninguno de los tres estuvo nunca equivocado.

Respuesta de Elizabeth Kelley a John Dee:

Querido Señor Dee,

Mientras escribo su nombre siento mi corazón latir de emoción pueril a pesar de mi edad (¡al fin y al cabo ya tengo 417 años!), cómo si escribiese una carta de amor. Tan trascendentes son para mi espíritu los sucesos que relata, que mi mayor deseo sería encontrar palabras de agradecimiento con las que usted saboreara el hechizo del viento. Ese viento que hace nacer los planetas del mismo modo que “un huevo de cuatro elementos al que un escarabajo imprime un movimiento en espiral” ¡Si!, recuerdo sus palabras… ¡y le recuerdo a usted! Su barba blanquísima, su altura, sus ojos y su mano asiendo la mía mientras comía prazsky kolac. ¿Teníamos usted y yo los mismos sueños? (Por cierto, conozco a un amigo que aún me prepara esos deliciosos pastelillos de crema y vainilla).

Quería expresarle, con entera sencillez, los sentimientos que me obsesionan y deseaba obtener su aprobación en un extremo. Toda clase de zozobras se precipitan sobre mi al pensar en reencontrarme con mi padre, tengo la completa seguridad de que usted siente lo mismo. Si secretum tibi sit, tege illud, vel rebella. Este es el asunto del que quería hablarle. Creo que el secreto de la transmutación de mi padre puede estar en el folio desaparecido del manuscrito Voynich. Se que es usted el único capaz de traducirlo, mi padre no podría haberlo escrito sin sus conocimientos.

Si encuentro esa hoja ¿puedo contar con su ayuda para descifrarlo? Seríamos felices los tres, al fin, comiendo prazsky kolac por las calles de Trebon.

Afectuosamente,

Elizabeth

Anuncios

6 comentarios

  1. Pienso leer toda la creación epistolar entre ambos.
    🙂
    ¿O estará feo leer las cartas ajenas?
    Me encanta cómo engarzas historia y creación literaria.

    Un abrazo!

  2. Me parece de una creacion incomparable, una grandeza literaria pocas veces vista. Estoy disfrutando la historia, y ya comienzo cuomo cualquier lector a tejer mi propia fantasía…

    quedo aqui…esperando…

  3. Ah!, ¡el Libro de Uriel!, como le llamaba tu padre, desmembrado como un cadáver por los malditos secuaces del infame reyezuelo. El Glorioso Emperador de Hungría que se dejó arrebatar por el bastardo de su hermano Mathias lo que le correspondía por ley. Maldito sea por siempre aquel ladrón por destruir mi biblioteca. Y aún decía que me había comprado el libro por trescientos ducados de oro.

    Je!, tu padre siempre tuvo muy mala caligrafía, pero me encantaban sus ilustraciones. Respecto a lo que dices la verdad es que no me había puesto a pensar en ello. Es posible que esté en algún recóndito lugar de Mortlake (o puede que aquel pobre loco de Rudolph lo escondiera en su castillo). Aunque también es probable que aquel folio junto con tantos otros haya sido pasto para los cerdos.

    Sí desapareció bastante más que un folio, supongo que el imbécil de Jacobi hizo una buena obra de restauración con el libro para que no se notara tanto la merma.

    Reconozco al principio muchas partes del libro fueron de algún modo sugeridas por mí. Aunque menos de lo que cualquiera pudiera pensar, pues tu padre era terrible. Vive el Cielo si no tuvimos nuestras discusiones e incluso peleas. Pero siempre lo tuve como amigo, aun cuando me ví superado por su habilidad pues en verdad nunca he sido demasiado orgulloso.

    Sí, tu padre lo era, y con razón, y en las últimas partes, la mayor de las veces no me dejaba ni mirar su libro. Apenas hice algunos apuntes y glifos al margen. Ya ves, al principio era yo quien guiaba a tu padre y luego fué él quien me guiaba llevandome de la mano como si fuera un anciano. O un inválido, que es a veces como me siento.

    Por supuesto que puedes contar conmigo para lo que sea, cualquier cosa por esos prazsky kolac, un buen Slivovice que caliente el estómago y una buena compañía que aquiete los corazones.

    Cuidaté del camino y que el Arcángel te guíe (yo trataré de ayudarte en la búsqueda en cuanto me pueda levantar del catre donde me encuentro)

    Don un cariño igual al que le procesé a tu padre,

    Jonh Dee

  4. (mejor no interrumpo mas…esperare en silencio la correspondencia) Beso srita talentosa.

  5. Juje, todas las pistas son bienvenidas. Así que si por azar encuentras cualquier dato que pueda ayuda a Elizabeth a encontrar a su padre, le darás una gran alegría.
    😉

  6. Boton, respecto a lo de leer cartas ajenas, no creo que nadie se entere…
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: