Ascensor

Mi hermana siempre temió a los ascensores. Le daba miedo quedarse atrapada para siempre y que encontráramos su esqueleto varios años después. También le aterrorizaba que el aparato se desplomara en un estrépito mortal contra el suelo. Nada de eso ocurrió nunca. Ni ocurrirá, por lo que parece. Hace tres semanas que apretamos el botón del séptimo y todavía estamos subiendo.

Anuncios

5 comentarios

  1. woow….

    que decir…tienes eso de ser impredecibemente briillante.

  2. Claro, sería el botón del séptimo… cielo
    🙂
    y eso queda muuuuuuy lejos

    Un abrazo, brillante sonámbula

  3. Boton, diste con la clave, ¡era eso!… Va a ser mejor pulsar el 8º y bajar un piso a pie 😉
    Muchas gracias Jujita, feliz fin de semana 🙂

  4. En las películas es más rápido.

  5. Si, Prazsky. Además, en las pelis los policías viven en mansiones que se limpian solas, sólo hay atascos cuando lo requiere el guión y los malos corren menos. Las sábanas están pegadas a las tetas, se puede dormir sin despeinarse y la vida acaba con un beso. Este comentario también acaba con un beso 🙂 Es tiempo de sonambulear un poco por las calles de la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: