Dèjá vu

Es 22 de julio de 1997 en una isla salpicada de Atlántico. En mitad de la vegetación tres veredas se extienden ante nosotros, tu tomas la de la izquierda a la que los nativos llaman el camino del pozo. Llevas el pelo recogido en un moño alto, algunos mechones se deslizan sobre tu nuca, que siento ganas de acariciar. Alargo mi mano, pero en lugar de tocarte, te sigo en silencio. El sol se filtraba entre las ramas formando encajes dorados sobre tu espalda. Unos metros antes de llegar al pozo sortearás una enorme hoja de ficus que había caído a tus pies. Te quiero. Ahora es cuando oímos la gaviota lejana.

Insólita es la sensación de recordar el futuro. Es una extraña manera de sentirse vivo. Soy médico y se que un dèjá vu prolongado durante más de tres minutos es un síntoma claro de epilepsia. Una descarga originada en unos de los lóbulos temporales del cerebro provoca una convulsión parcial compleja que desemboca en una alteración del estado de conciencia consistente en la sensación intensa y muy familiar de recuerdos.

Ya llegamos a la entrada de nuestro pequeño apartamento. Percibo la sal posada en la piel lo que me llevará a imaginar el sabor de la tuya. Me prepararé para ver cómo deslizabas tus dedos hacia el cabello, retiras el prendedor y la melena, negra, dirige hacia mi una vaharada, mezcla de mar y mujer.

Han debido de transcurrir aproximadamente siete minutos desde que estuvimos ante los tres caminos. Me preocupa esta sensación, no es normal. Cuando volvamos a casa le pediré a Abelardo que me haga una resonancia magnética de cerebro. Es uno de los mejores neurólogos que conozco y un gran amigo de la familia… mi abuelo murió de un tumor en la cabeza.

Este es el momento en el que buscas dentro de tu bolso la llave del apartamento. Sigo recordando lo que no ha ocurrido. Con lentitud mueves el brazo hacia tu derecha, tal y como nunca había sido…

¡Gracias a Dios!

En lugar de hurgar en busca del llavero te das la vuelta.

Ya pasó ¡gracias, gracias Dios mío! Nunca me sentí tan feliz de ignorar el futuro.

Miras por encima de mi hombro con una sonrisa contaminada de miedo y expectación. Giro mi cabeza y veo a Abelardo que me mira con fijeza. ¿Qué está haciendo en esta isla? Tiene un martillo en una mano y, a sus pies, varios metros de grueso plástico transparente.

Insólita es la sensación de traspasar el olvido.

Anuncios

13 comentarios

  1. Insólita es la sensación de traspasar el olvido…

  2. hummm espero que recuerde el futuro un poquito más y sepa de verdad lo “amigo de la familia” que es el amigo Abelardo 🙂

    Sonámbula, de antología estos tus relatos. ¿No debería publicarlos?

    🙂

  3. guau… que regreso. no te vayas más de vacaciones, por favooooorrr!!!

    sevemos

  4. pah

    que locura interesante. me gustó mucho.

  5. Merci Monsieur, merci Madame 😉
    Juje, insólita debe de ser la sensación… pero prefiero que pase mucho tiempo antes de conocerla. Srta. Botón, ¡con qué buenos ojos me lee Ud.! Poio, si no fuera por el mes de vacaciones al año, lo poquito que como y lo mucho que me río, la vida no merecería la pena. Burocracia, no hay locura que no sea interesante, porque esta salta sobre la razón, y la razón es razonable, pero no necesariamente interesante.
    Besos, ^3^

  6. en mi caso sería: si no fuera por el mes al año que trabajo, los atoramientos de comida de todas las noches y mi increible mal humor… la vida mno mereceria la pena.

    ves que somos la pareja perfecta???

    sevemos

  7. Hola sonámbula, e casi todo acertastes. Aunque mañico, criado en la isla redonda de Gran Canaria 😉 Ya estoy mirando pá la isla vecina, que verte en camisón no me lo pierdo. jejejej 🙂 Besicos chicharrera.

  8. No me gusta recordar el futuro porque no me gusta aferrarme a recuerdos tristes. Es por eso (y por mi mala memoria) que para mí, a partir de hoy, sólo habrá pasado acurrucado por los sueños del presente

  9. Poio, ¡lo sabía!, eres mi medio pomelo, ¿o era media batata? … medio plátano no era seguro… bueno, ya me acordaré 😉
    Sando, no te sorprendas, verás son mis poderes de clarividencia debido a mi sonambulismo, lo acierto todo menos la lotería 😉 Gracias por visitarme
    Eliseo, le das el final perfecto a todos mis cuentos 😀 deberíamos volver a escribir en colaboración, “como lo haremos hace un par de meses”. Un beso 🙂

  10. media sandia??? por ahi iba creo.

    por cierto, acabo de regalarte mi ultimo (pimer) post.

    espero que te guste.

    sevemos

  11. Me pasa a menudo de sentir que ya he vivido ciertas cosas, son instantes, palabras, un gesto, un olor tal vez, y la vez me ocurre que cuando algo acontece me digo: sabía que iba a ser así. Raro, creo que el tiempo no es tal, es una invención para mantenernos más “ordenados” y menos “asustados”.
    Despierta siempre así Sonambula, que vas muy bien!!!!

  12. lo sensacional es insólito, quizás ¿No cree?

  13. Muchas gracias por la dedicatoria, Poio. Pasé por tu blog y leí (releí) la primera aventura de Bagalone. Me gustó y me sigue gustando mucho tu modo de escribir. Siento una natural inclinación hacia Luciano, otra criatura que vive a la sombra, como Sonámbula. Son dos medias sandías, qué le vamos a hacer 😉

    Carolina, tu observación sobre el tiempo es muy interesante: “una invención para mantenernos más ordenados y menos asustados”. Es metafísica pura 😀 !!! Qué nivelazo de lectores tengo. Gracias Carolina 🙂

    NoSurrender, discrepo con tu afirmación, o mejor dicho, la comparto a medias. Creo que lo verdaderamente insólito (que no lo aparentemente insólito), pasa desapercibido con frecuencia. Está claro que lo desacostumbrado nos llama la atención, pero hay miles de sucesos extraños que apenas se notan… ¿Me entiende Ud. Señor Lagarto? Tanto si la respuesta es si como si es no, te envío un casto beso … ¡muac! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: